¿Qué es el anglicanismo?

15 de abril, 2021

Arzobispo Canterbury sosteniendo bastón de oro
Ernesto Redonet
Ernesto Redonet

CEO

Tabla de Contenidos

El anglicanismo se considera la fe, práctica y espíritu de las iglesias en todo el mundo que conforman la Comunión anglicana. Es una doctrina religiosa que proviene del catolicismo y es parte de las expresiones religiosas que integran el cristianismo. Esta doctrina se deriva de la separación que representó la Reforma Protestante en el siglo XVI. A diferencia de lo que sucede con otras formas de protestantismo, el anglicanismo es característico y casi exclusivo de Inglaterra. Esto se debe a que la misma surgió como un interés particular de Enrique VIII (el entonces monarca de Inglaterra), quien buscó separarse de la Iglesia católica romana y establecer así su propia religión.

El anglicanismo surgió en Inglaterra en 1534, cuando el Rey Enrique VIII solicitó al Papa Clemente VII la anulación de su matrimonio con su primera esposa Catalina de Aragón. La razón fundamental era que con esta no había podido tener un heredero varón. El Papa se negó a esta petición; por tanto, el rey sancionó el Acta de Supremacía y se autoproclamó como cabeza suprema y máxima autoridad de la iglesia dentro de su reino. Esto que significó la ruptura con la Iglesia católica.

Durante su reinado, se establecieron las primeras estructuras doctrinales y litúrgicas del anglicanismo. En 1539, promovieron la disolución de las abadías y monasterios católicos y confiscaron todos sus bienes. Pese a la ruptura con Roma, el rey rechazó los planteamientos radicales del luteranismo. Es por esto que el anglicanismo es considerado una forma de cristianismo intermedia entre el catolicismo y el protestantismo, que se consolidó como religión oficial en Inglaterra.

La Comunión anglicana comprende unas 25 iglesias nacionales independientes unidas por la comunión con el Arzobispo de Canterbury. Esta reúne a unos 90 millones de fieles: casi la mitad de los anglicanos del mundo viven en las islas británicas.

La Comunión anglicana se caracteriza también por su tolerancia, ya que abarca una diversidad bastante amplia de doctrinas y disciplinas, una vez asentada la aceptación de los elementos fundamentales del cristianismo. Estos elementos fundamentales alcanzaron su expresión clásica en el llamado Cuadrilátero de Lambeth. Esta fue una reunión de delegados de toda la Comunión anglicana que comenzó en 1867 y que después de este primer encuentro, se celebra cada 10 años.

El anglicanismo, como sistema religioso, se esquematiza tal y como existe en la Iglesia establecida de Inglaterra. Sin embargo, habría que tener en cuenta que hay algunas diferencias, sobre todo en la liturgia y gobierno de la Iglesia. Estas diferencias son notables en las iglesias de otras regiones que son parte de la Comunión anglicana.

Además, aceptan la Biblia y se le da mucha libertad de interpretación a la naturaleza y extensión de la inspiración.  La enseñanza eucarística del Libro de Oraciones está sujeta a interpretaciones variadas y opuestas.  Por otra parte, muchos consideran la sucesión apostólica como beneficiosa, pero no esencial para la naturaleza de la Iglesia. Otra característica de esta doctrina es que solo se puede pedir asentamiento a los laicos sobre el Credo de los Apóstoles y que los Artículos de Religión solo son obligatorios para el clero que ha conseguido beneficios y licencia.

Arzobispo Canterbury levantando su mano

En la actualidad, la autoridad máxima del anglicanismo es el Arzobispo de Canterbury, aunque carece de poderes de gobierno. Se trata de un primado de honor que asume el liderazgo espiritual. Las iglesias anglicanas son siempre independientes del estado, aunque reconocen como madre a la Iglesia de Inglaterra.

En el anglicanismo no existe el celibato sacerdotal. Es más liberal porque acepta el sacerdocio femenino y parte de la comunidad anglicana acepta el matrimonio homosexual.

Además de la Biblia, las bases doctrinales del anglicanismo son Los 39 Artículos y el Libro de Oración Común, en el que se especifican las creencias y doctrinas anglicanas. Asimismo, la Biblia puede ser interpretada libremente por la razón individual.

La Iglesia anglicana solo reconoce dos de los siete sacramentos: el bautismo y la eucaristía. Al igual que en el luteranismo, los anglicanos están a favor de la justificación a través de la fe. Esto significa que, para acceder a la salvación, lo único necesario es creer en Dios y arrepentirse de todos los pecados.

Dentro de la Iglesia anglicana se pueden distinguir tres clases o ramas de anglicanos. Estas se diferencian en lo que respecta a su acercamiento a las doctrinas bíblicas, católicas o liberales. Estas ramas son las siguientes:

  • Conservadores o anglo-católicos: El circulo más conservador de la Iglesia anglicana y cercano principalmente a la aristocracia inglesa. Este preserva conceptos católicos en lo que respecta al culto y al ecumenismo. Su principal reflejo dentro del culto es la aceptación de los siete sacramentos católicos, las imágenes icónicas del catolicismo (que no las veneran, pero tampoco prohíben que otros miembros lo hagan) y el marcado ecumenismo con la Iglesia.
  • Evangélicos: Son el sector mayoritario y los que sostienen la perspectiva más reformada dentro del anglicanismo. Se aproximan mucho al calvinismo; son los llamados puritanos. Sus integrantes hacen énfasis en el carácter protestante de su religión. Muchos son de tendencia calvinista y se apegan a los preceptos reformados como las cinco solas (Sola Escritura, Sola Gracias, Sola Fe, Solo Cristo, Solo a Dios sea la gloria). De esta rama nació la Iglesia episcopal de los Estados Unidos.
  • Liberales: No es un círculo aparte, solo para temas de ordenamiento lo podemos considerar de esta manera. Estos liberales son los que han realizado las últimas modificaciones y aperturas en la Iglesia anglicana. Nos referimos sobre todo en la misma Inglaterra y en países como Canadá, EEU y Australia. Esto no significa que todas las iglesias anglicanas de estos países sean liberales. Están a favor de la apertura al ministerio femenino, la designación de presbíteros, pastores y arzobispos femeninos, el ordenamiento homosexual, el casamiento homosexual y poseen una fuerte tendencia a ideas socialistas.

Las principales críticas y controversias en la Iglesia anglicana corresponden a los problemas entre los bandos conservadores y liberales (la minoría). Estas controversias rondan en torno a cuestiones tales como el acceso de mujeres y de personas abiertamente homosexuales al Sacramento del Orden Sagrado. Mientras los conservadores rechazan la ordenación de mujeres y de homosexuales argumentando razones teológicas y morales, los liberales promueven la idea y señalan la necesidad de una equidad entre hombres y mujeres. Debido a esto, se ha creado un clima muy exaltado dentro de la Comunión anglicana, lo que ha provocado un profundo quiebre en el seno de esta institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Logo de divulgata

Queremos conocerte

Queremos conocerte

SUSCRÍBETE

Muro de letras dispares
blogRecurso 1

Suscríbete a nuestro boletín para recibir la información de su interés.

NO TE PIERDAS NADA

TRADUCE CON NOSOTROS

Persona escribiendo en un ordenador
blogRecurso 1

Disfruta de nuestros descuentos para proyectos de más de diez mil palabras.

TE APOYAMOS EN LA EVANGELIZACIÓN MUNDIAL

×